Noticias

Contrapunto Mexicano (194)
José Vargas Gireud
Crisis Grandes y Chicas

Tratando de ordenar por importancia e inmediatez los problemas que enfrentamos los mexicanos,
podemos intentar el siguiente orden: La crisis que afecta a todo el Planeta y que puede tener las
consecuencias más terribles, aunque no en el futuro inmediato, es la del deterioro del medio ambiente.
Luego vendrían las crisis políticas y económicas internacionales, la mayoría de ellas centradas en la
ebullición ascendente de muchos pueblos segundo y tercermundistas y en las reacciones defensivas de los
primermundistas. En tercer lugar, ya centrándonos en México, aunque también lo comparten muchos
otros, tenemos nuestro difícil ascenso hacia la plena democratización.

 

En vista de esto ¿Qué debemos hacer? Pues estar conscientes de ellos y presionar por todos los medios
que podamos a nuestro gobierno para que actúe de la manera debida en cada una de estas crisis. Por
ejemplo, para el deterioro del medio ambiente, nos enteramos que nuestro Gobierno pretende invertir
3,800 millones de dólares en la construcción de un gasoducto submarino entre Brownsville, Tex. y
Tuxpan, Ver. para con ese gas importado proveer energía, en vez de con petróleo, para generar
electricidad. Informan que adoptaron este plan porque "la combustión del gas es menos contaminante
que la del petróleo"; Y lo es, pero sólo en el sentido de emitir menos partículas, pero es igual de "sucio"
en cuanto a seguir envenenado la atmósfera con las emisiones de CO2; y eso sin añadir que la
fracturación hidráulica del suelo que se tendrá que hacer en Texas, emitirá grandes cantidades de
metano, que tiene un impacto "de invernadero" aún mayor que el CO2, el cual añadirá al calentamiento
global igual que si el "fracking" se hubiera hecho aquí en México. Lo mínimo que debemos exigir al
Gobierno es que entere abierta y claramente a la ciudadanía el porqué tomaron esta decisión, en vez de
utilizar esta enorme suma en aumentar grandemente nuestra generación eléctrica utilizando energía
limpia, como la eólica, solar, geotérmica o hidráulica o aún con plantas nucleares, aunque éstas llevan el
riesgo de accidentes y producen desechos radiactivos difíciles de deshacerse de ellos.

 

En cuanto a las crisis internacionales, como las del Radicalismo Islámico y los problemas Ruso-
Ucranianos, poco podemos hacer, menos aún con un gobierno sin estatura moral. Pero, en cambio,
estamos en una posición privilegiada para influir en el país más poderoso del mundo, que son
nuestros vecinos del norte y nuestros grandes socios económicos, además de que ahí viven 30 millones
de mexicanos o descendientes de ellos y residen unos 7 millones de ilegales. A éstos, el más extremista
de los candidatos republicanos, Donald Trump, amenaza con expulsar, además de construir un muro
a nuestras expensas y obligar a las empresas que invirtieron aquí a que regresen allá sus fábricas. Para
poder negociar con firmeza estos difíciles y escabrosos problemas, es por lo cual muy urgente que
tengamos un gobierno con estatura moral y, por tanto, pleno apoyo ciudadano.

 

Esto nos lleva a la crisis más chica, pero la más inmediata y urgente, porque de ella depende nuestra
buena actuación en las otras dos: El difícil ascenso hacia la democratización. No nos desmoralicemos
por las dificultades y para darnos ánimo volteemos a ver al pueblo venezolano, que estaba en una
posición mucho más precaria y atrasada que la nuestra y que acaba de dar una lección de entereza,
valor y confianza entre ellos mismos. Este es un verdadero ejemplo a seguir, y no sólo para nosotros,
sino también para muchos otros pueblos que cayeron en garras del populismo, ya que este tipo de
demagogia es aún más mendaz y dañino que el que aquí padecemos.

Atte.- JVG.- 09-12-15

Contrapunto Mexicano (193)
José Vargas Gireud
Políticas de Obama y Merkel

A la crisis mundial que la mayoría de los países está ahora discutiendo en París se le llama "Del Calentamiento Global" pero, desde el punto de vista político, bien podría llamársele "De los Límites del Crecimiento Económico Tal como Actualmente se Logra". Esto es, precisamente, lo que la hace tan difícil de resolver: Que para asegurar el porvenir sostenible de las generaciones futuras, habría que hacer esfuerzos y sacrificios tan grandes como los que se hicieron para pelear las Guerras Mundiales. Lo malo es que la mayoría de la gente todavía no lo ve así, por lo que sus gobernantes ven muy "a la cuesta arriba" proponerles siquiera a sus ciudadanos tales esfuerzos y sacrificios, por lo que muchos de ellos no están preparados o dispuestos a hacerlo.

 

El grupo que más daño hace a nivel mundial es el Partido Republicano de los EUA, pues la tendencia dominante de su mayoría conservadora es que sólo hay que volver al Sistema Capitalista casi sin controles, para que la economía siga creciendo como antes, sin preocuparse demasiado por el medio ambiente, del cual "ya se ocupará la ciencia". Es por ello que todos sus pre-candidatos a la presidencia cierran deliberadamente los ojos ante este intratable problema.

 

El Presidente Obama ya llevaba la propuesta de atacar este problema desde su ascenso en enero de 2009, pero decidió dedicar la mayor parte del escaso capital político con que contaba (no olvidemos que es el primer presidente de EUA con parte de sangre africana) a extender el seguro médico a los 60 millones de personas (20% de la población) que carecían de él, y en los casi siete años que lleva gobernando han ingresado 23.4 millones a dicho seguro.

 

En cuanto a tomar medidas efectivas contra la emisión de gas CO2 a la atmósfera, a partir de 2011 ya no tuvo oportunidad de que el Congreso votara leyes restrictivas de la quema de combustibles fósiles y menos aún desde 2013, cuando ambas Cámaras tienen mayorías adversas, por lo que sólo ha podido implementar los incentivos de su Plan para la Energía Limpia, que ha ido avanzando lentamente, pero que no es suficiente.

 

Ángela Merkel, la Canciller de Alemania, pudo avanzar mucho en este sentido, ya que el Partido Verde, que exige energía limpia, forma parte de su coalición política. Pero las cosas se le complicaron cuando aceptó ir desactivando la energía generada en plantas nucleares, después del desastre de Fukushima en Japón, por lo que ya no podrá llegar a lo que Francia ha logrado, de generar el 85% de la electricidad que consume en ese tipo de plantas nucleares.

 

Igual que el Presidente Obama, la Merkel prefiere usar su capital político en favorecer a los necesitados, por lo que se ha convertido en el "hada madrina" de los cientos de miles de refugiados sirios que han invadido Europa, por lo que ha tenido que negociar arduamente con los demás países europeos y con sus oponentes en casa, para que prevalezca la "cultura de bienvenida" ante esos refugiados.

 

Ángela Merkel probablemente seguirá en el poder después de las elecciones de 2017, pero en enero de ese año, pero Barack Obama saldrá en enero de ese año, por lo que será muy importante para el mundo quién lo sustituya: Una Demócrata como Hillary Clinton o un Republicano (que no sea Trump). Quizás este último tendría mejores posibilidades de hacer pasar leyes efectivas para energía limpia en el Congreso, por eso de que "para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo".

Atte.- JVG.- 02-12-15

Contrapunto Mexicano (192)
José Vargas Gireud
Calentamiento Global "Inconveniente"

 

El problema fundamental de cada individuo de la especie humana puede visualizarse así: Para superar a todos los demás animales y llegar a ser los amos y señores del Planeta, debemos actuar en grupo, apoyándonos unos a otros en una trabazón organizada de actividades complementarias. Pero, por otra parte, todos tenemos y defendemos nuestros propios intereses que son sumamente concéntricos, es decir que los más fuertes son los intereses individuales, luego los familiares, luego los de parientes, amigos y colegas y luego los círculos más anchos de comunidad, región y nación hasta llegar, débilmente, a los de toda la humanidad y, ya en un lejano horizonte, al ambiente planetario que nos sustenta.

 

Mientras nuestros ancestros vivieron por miles de años en hordas y tribus de cazadores y recolectores, esta dicotomía de intereses apenas se notaba, porque la dureza misma de la lucha por la supervivencia obligaba a armonizar ambas tendencias. Pero una vez que se desarrolló la agricultura y que los grupos se hicieron más numerosos y sedentarios, se fue rompiendo esa armonía al ocurrir la estratificación social, en la que una minoría de guerreros y sacerdotes gobernaba sobre una mayoría de campesinos sin tierras. Todo el resto de la historia humana puede resumirse en la problemática de ir forjando estructuras socio-políticas que fueran resolviendo la dicotomía de intereses comunitarios e individuales, de la mejor manera posible.

 

¿Cómo estamos ahora? Pues la humanidad está dividida en tres mundos: El Tercero que está pugnando por salir de la estratificación social, el Segundo, pugnando por pasar del comunismo al capitalismo liberal y el Primero habiendo ya resuelto ambos problemas...pero, inesperadamente, se están dando cuenta que, para llegar a este punto, usaron y abusaron de demasiados recursos, que han ido afectando, lenta pero gravemente, el entorno planetario que heredamos y que es el único para el que estamos adaptados para vivir.

 

¿Cómo ha reaccionado la humanidad ante esta verdad "inconveniente", como la llamó el político norteamericano Al Gore? Podemos excusar a los Mundos Tercero y Segundo por estar demasiado embebidos en la resolución de sus perentorias necesidades; pero y ¿El Primer Mundo? Europa Occidental y Japón están tomando algunas medidas, pero en EUA la situación está sumamente polarizada y politizada: Aunque sus mejores científicos han participado en primera línea para estudiar y presentar el enorme riesgo que significa el Calentamiento Global, los Republicanos se oponen ferozmente a tomar ninguna medida que vaya en contra del uso y del abuso de los combustibles fósiles ¿Y los Demócratas? Bueno, pues no están muy ansiosos por agarrar ellos solos este enorme, espinoso y difícil problema?

 

¿Entonces? En el propio EUA hay asociaciones que están llevando a la práctica acuerdos con las autoridades de ciertas metrópolis, como Los Ángeles, para hacer más eficiente el uso de la energía en grandes edificios, tanto habitacionales como de oficinas, a base de aislarlos térmicamente y de hacer el más eficiente uso posible del agua y de la disposición y utilización de la basura. Pero ¿Acciones gubernamentales a nivel federal y estatal? Si el año que entra ganan los Republicanos lo más probable es que no se tomen ninguna medidas, hasta que el fenómeno se haga más plenamente notorio en la forma de huracanes, inundaciones, sequías y aumento del nivel del mar. Si ganan los Demócratas, habrá más esperanzas de que se cambie a energía limpia, solar, eólica, geotérmica o hidráulica, antes de que el fenómeno sea irreversible.

 

Aquí en Nuevo León podemos detener la fracturación hidráulica del subsuelo para obtener gas natural, pero gastando mucha agua y expulsando metano hacia la atmósfera.
Atte.- JVG.- 25-11-15

El 26 de mayo de este año, unos cuantos días antes de la elección para gobernador, Jaime Rodríguez Calderón firmó un compromiso redactado por Ciudadanos Contra la Corrupción titulado "Compromiso formal que contraigo con la ciudadanía del Estado de Nuevo León para luchar contra la corrupción." Antes que él todos los candidatos a la gubernatura habían firmado el mismo compromiso. El testigo de honor de esta firma fue Fernando Elizondo cuya rúbrica aparece en el documento y quién lo había aprobado con anterioridad mientras era todavía candidato. Jaime Rodríguez, no sólo quiso firmar, sino que le agregó dos párrafos al documento original. El inciso 9 del documento señala: "Propondré al Congreso del Estado de Nuevo León reformas a la Constitución y a sus leyes consecuentes para que sean elegidos de manera autónoma y sin la intervención del Poder Ejecutivo los siguientes funcionarios estatales: Consejeros de la Judicatura, Magistrados del Tribunal Superior de Justicia, Magistrados del tribunal de Justicia Administrativa, Auditor General, Fiscal General y Fiscal Anticorrupción". En una muy peculiar forma de demostrar su voluntad, el día de ayer, el Poder Ejecutivo nombró el Fiscal Anticorrupción, al cual por cuestiones legales tiene que denominar Sub Procurador Anticorrupción. ¿Autonomía? ¡Olvidada la promesa, enterrado el compromiso! ¿Intervención del Poder Ejecutivo? ¡Pero si solamente era una promesa de campaña! ¿Para qué enredarse con promesas de campaña? ¿Habrá unos ilusos que creen todavía en estas afirmaciones verbales, en estas firmas escritas? Ni modo por ellos. ¿Habrá otros ilusos que creen que se puede elaborar mecanismos ciudadanos para este tipo de nombramiento? El Bronco sabe mejor. No necesita molestarse con estos detalles sin importancia. Su constante afirmación de que escucha la ciudadanía es solamente parte de un show. ¿Qué más habrá prometido el Bronco? ¿A quién le importa? A él, no. Solamente le importa su candidatura a la presidencia de la República. La elección de gobernador era solamente un trampolín para brincar mejor. ¿Saber gobernar? ¿Quién lo necesita para ser candidato a la Presidencia? No llegamos a los noventa días que pidió, pero quizá ya vimos más de lo que queríamos ver. Una decepción tan terrible va llevar a muchos a un cinismo destructivo. ¡Ah! ¿Servirá de algo desearle suerte al sub procurador, esperando, para su bien, que no tenga que sortear presiones directas de quién lo nombró? En el surrealismo de las promesas incumplidas, todo es posible. Este gobierno no es independiente, está más allá de cualquier promesa. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Para ser un buen gobernante, hay que ser un buen líder y un buen administrador y saber rodearse de gentes más capaces que uno para ordenar los hilos que permiten que los asuntos fluyan suavemente y sin obstáculos evitables. Con eficiencia, honestidad y congruencia. Para ser un gran gobernante, hay que tener visión clara de dónde se quiere llevar al Estado, darla a conocer y estructurar su administración con las herramientas necesarias para transformar esta visión en realidad. Una visión de justicia social, de prosperidad económica, de lucha contra la pobreza, de mayor participación ciudadana. Los ciudadanos nos podemos conformar con un buen gobernante si es eficaz y permite que cada quien pueda progresar durante su gestión. Pero los ciudadanos nos fascinaremos con un gran gobernante que nos ayude a trascender nuestros proyectos personales, a superarnos más allá de lo que podíamos imaginar, gracias a los estímulos que nos planteará y que nos permitirán dar más y finalmente, recibir más. ¿Qué pasará con un gobernante que todo lo resume a su proyecto personal? ¿Realmente nos interesa que nuestro gobernador nos diga que está dispuesto a ser candidato a la presidencia de la República, si todavía ni ha demostrado que puede ser un buen gobernador? ¿Nos ayudará a nosotros o le ayudará a él? ¿Ayudará a Nuevo León a superar su crisis de deuda? ¿Ayudará a crear una mejor sociedad, un mejor proyecto socio económico? ¿No tiene otra visión para el Estado que él cómo candidato a la presidencia de la República? ¿Al lanzar su propia marca de tequila, no está imitando su predecesor en búsqueda de imagen personal? ¿48% de los electores andaban buscando una nueva marca de tequila para resolver sus problemas? Por favor, lo que buscamos es una visión para el Estado de Nuevo León, para los neoleoneses, no para Jaime Rodríguez. Ya se acabaron los tiempos de campaña. ¿Hay alguien ahí que tiene interés en el Estado de Nuevo León o nada más en su proyección personal? ¡A jalar, aquí en el Estado de Nuevo León, que se ocupa! Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.