Muy buen articulo de ElNorte.com
Fricasé/La 0de0
El abogado del pueblo

Tomen nota, amigos lectores, de cómo pretenden el PRI y el Verde (en contubernio) que queden las leyes "anticorrupción": que el Gobierno sepa TODO sobre ustedes y su patrimonio, pero que ustedes no puedan saber NADA sobre el patrimonio de los políticos.

¿Esto es anticorrupción?

¿Esto es transparencia?

Por supuesto que no, pero así RASURARON la Ley exigida por la sociedad, la llamada 3de3, y pretenden ahora presumir que aprobaron leyes anticorrupción, pero que NO OBLIGAN a los políticos a revelar su patrimonio, ni en monto ni en ubicación ni en especie.

Mas sí, en cambio, el SAT a través de los diversos convenios que ha firmado con otros países estará enterado de TODO lo que constituye el patrimonio de los ciudadanos mexicanos.

¡Ellos sí nos pueden "vigilar" a nosotros los ciudadanos, mas nosotros los ciudadanos no podremos saber nada sobre cómo y en qué acumulan patrimonio los servidores públicos!

Lo más risible es que la aplanadora PRI-Verde en el Senado alega temas de privacidad y seguridad para justificar su gigantesca burla, legalizando la opacidad a favor de los servidores públicos.

Ello en lugar de fomentar la transparencia y la rendición de cuentas.

Increíble, acaban de perder las elecciones por andar obstaculizando la lucha contra la corrupción y fomentando los matrimonios gay con todo y adopción... ¡y siguen con la misma receta!

O son muy burros o le tienen pavor al escrutinio ciudadano, ¿qué esconderán?

Ahora que no les hagamos el favor hablando en términos genéricos diciendo "el Senado" rasuró la 3de3 y así.

Les proponemos que le pongamos nombre, apellido y cara a los enemigos de la lucha anticorrupción.

No, no fue "el Senado" el que frenó la limpieza en el servicio público, fue Emilio Gamboa Patrón, líder de la fracción priista y también de la acomodaticia "Verde Ecologista".

Hubo en el Senado oposición sensata y respetable a esta burda maniobra del priato por quitarle su valor completo a la 3de3, dejándola en una 0de0, pues carece completamente de valor si el acumulamiento de patrimonio de los políticos permanece en la total oscuridad.

Destaca por ejemplo el Senador Zoé Robledo, quien votó en contra, y en referencia a esta 0de0 que nos quieren endilgar en lugar de la 3de3 que la ciudadanía exige, dijo: "Ésta es una Ley 3de3 hecha para políticos, por los políticos y para beneficiar a los políticos, este dictamen achata y minimiza la publicidad de la información".

Algunos panistas, como Ernesto Ruffo, votaron a favor "con reservas", lo cual es lo mismo que dejarle la portería abierta a los pro opacidad para que anoten su golezote como quieran y cuando quieran.

De nueva cuenta nos enfrentamos los mexicanos ante una BURLA, una simulación, una TOMADA DE PELO por parte del partido gobernante que SIMULA luchar contra la corrupción cuando lo que hace realmente equivale a querer apagar un incendio con una coladera mientras grita "¡Miren qué fregón bombero soy!".

Esta versión "light" que no es light de la Ley 3de3 es inexistente, no es que sea menos sustancial: es que NO SIRVE PARA NADA, pues no permite que los ciudadanos vigilen el manejo honesto de los recursos e imposibilita que pueda determinar los casos en los que hay un enriquecimiento inexplicable por parte del servidor público.

Ante la exigencia de los ciudadanos y las ONGs de que los Gamboas y sus achichincles nos dieran la "enchilada completa", acabaron sacándole la lengua a los ciudadanos adornando como merolicos sus gaitas distractoras como los malos magos de circo.

¡Imaginen que el (todavía) líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, pone a su YERNO, casado con su hija y por sus pistolas encumbrado a la Comisión Anticorrupción a rendirle pleitesía verbal al "gran logro" de aprobar una Ley más inútil que la proverbial "Carabina de Ambrosio"!

Si hubiera Olimpiadas de cinismo, acapararíamos todas las medallas; y mientras tanto, México como el cangrejo, caminando para atrás en lugar de avanzar, el mundo nos deja atrás y con cada payasada que se avientan nuestros jurásicos genios no sólo acumulamos más desconfianza en el exterior, sino que además nos hemos convertido en su hazmerreír.

¿O a poco creen que con estos "shows" más vistos que las tandas del Blanquita los convencemos de que avanzamos vertiginosamente en probidad y transparencia?

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.